Clickbait, o clickbaiting, es una práctica que hace referencia a contenidos publicados en las redes sociales que se componen, en la mayoría de los casos, de un titular y una imagen a través de la cuál se llama a los usuarios a hacer click sobre ella para obtener más información con un titular polémico, intrigante y/o curioso.

dreamworks-kid-fishing-for-clickbait

El problema se da cuando el usuario se encuentra con un contenido no deseado o, peor aún, no relacionado con el titular.

Pero, ¿por qué los generadores de contenido utilizan el clickbait como recurso? Allí entra en juego el factor emocional, y es que los usuarios que publican dichos titulares engañosos intentan llegar emocionalmente al lector, con un titular impactante o una imagen llamativa. Una vez que los receptores han recibido esta información inicial, se les hace muy difícil no hacer el click debido a la curiosidad que generan dichas imágenes y titulares.

Ahora, una vez que el usuario está dentro se encuentra con promesas vacías de contenido, principalmente; en muchas otras ocasiones sólo se encuentran con dos párrafos que no aluden al contenido del titular y en otras tantas la web redirige a otro lugar diferente.

El clickbaiting es un grave problema que afecta a los medios de comunicación digitales ya que no consiguen fidelizar a sus lectores ni hacerse con una imagen de marca bien posicionada entre su público objetivo. También es un problema para el lector que resulta el principal perjudicado con la práctica y llega a desconfiar de ciertos titulares que parecen a veces engañosos.

Pero principalmente es un problema para las marcas que se anuncian en dichas páginas ya que cuando el lector no encuentra lo que desea encontrar rápidamente abandona el espacio convirtiendo ese lector en un rebote o en un usuario decepcionado.

En ese contexto, Facebook ha dado un paso hacia adelante para intentar reducir la cantidad de clickbait que se encuentra en su plataforma, observando la desconfianza que genera entre los usuarios de dicha red. En este sentido la red social ha anunciado un cambio en su algoritmo que organiza y controla el orden de las publicaciones en el NewsFeed con el fin de reducir el número de titulares con links externos a contenidos engañosos.

Según Facebook, «la mayoría de las páginas no verán ningún cambio significativo en su distribución en el News Feed como resultado de este cambio. Aunque los sitios web y páginas que dependen de los titulares de estilo ‘clickbait’ deben esperar una disminución notable del tráfico.